T 22:32:00

kangutingo

fulares - catálogo - contacto

Last Modified: 2016-04-01

- Average rating: 4.9 , based on 91489 reviews

Canguro Vs. fular

Fular ergonómico versus Canguro no ergonómico


Ésta duda, aunque quizás sin utilizar estos términos, se les plantea a muchos padres y madres y futuros padres y madres cuando se encuentran con el dilema de comprarse un portabebé.


En otras ocasiones no hay duda sobre el tema ya que los padres desconocen incluso la existencia de portabebés ergonómicos, directamente se compran una mochila no ergonómica porque no conocen otra cosa, porque son las que más se anuncian en las revistas de bebés, las que más se veían por la calle… y digo “veían” porque los portabebés ergonómicos les están pisando el terreno.

Pero… ¿qué diferencia un portabebé ergonómico de otro que no lo es?

La principal diferencia está en la posición que adquiere el bebé dentro del portabebé. En las mochilas no ergonómicas el bebé va colgado de sus genitales, el peso recae sobre estos y las piernas quedan estiradas. Esta NO es la posición correcta para un bebé. Realmente no es una posición correcta para nadie, imaginaos a vosotros mismos colgados de vuestra entrepierna y que todo vuestro peso recayese ahí. Supongo que no iríais cómodos mucho tiempo.


Canguro Vs. fular
Foto tomada de red canguro. posición correcta del fular en ranita

La posición correcta en un portabebé es la “postura ranita”, que consiste en colocar las piernas del bebé abiertas en un ángulo adecuado (unos 45º respecto al eje del cuerpo) con las rodillas flexionadas y ligeramente por encima del culete. De este modo la articulación de la cadera queda relajada (la cabeza del fémur encaja en el acetábulo de la cadera). Con esta postura se pueden prevenir futuros problemas de cadera e incluso se mejora la displasia de cadera.




fular ergonómico kangutingo es la mejor opción
Imagen: http://www.hipdysplasia.org/

La columna también queda en una posición concreta y correcta en un portabebé ergonómico frente a otro no ergonómico. En las mochilas no ergonómicas queda recta e incluso arqueada en el sentido inverso a su posición natural si se coloca al bebé cara al mundo en vez de cara a sus padres (esta posición puede ser muy perjudicial tanto para el bebé como para los porteadores, para el primero por el arqueamiento antinatural de su columna adaptándose al pecho de los porteadores y por la sobre estimulación que puede recibir del exterior, quedando sin contacto visual con sus padres o cuidadores, y para los segundos porque el peso queda más alejado del cuerpo y se acentúa, obligando a inclinarse hacia delante al cambiar el centro de gravedad). En los portabebés ergonómicos la espalda adopta una forma de C que es la postura natural de la columna del recién nacido, que irá variando paulatinamente durante los dos primeros años hasta alcanzar la forma de S definitiva que tiene la columna de un niño que camina y del adulto.

kangutingo

Imagen tomada de http://www.mowgli.es ©Nicole Rudolf, www.stillen-und-tragen.de

Todos estos datos relativos a la posición correcta en el portabebé son sencillos de comprobar ya que se trata de posiciones naturales. Sólo hay que comprobar cómo cargamos a nuestros hijos en brazos, las posiciones en las que los llevamos de manera natural incluso sin portabebé, nunca los llevamos totalmente rectos, sino apoyados en nuestro regazo si son muy bebé o en nuestra cadera, con las rodillas separadas sin son más mayorcitos. O también podemos comprobar la posición en la que duermen los bebés, no duermen totalmente estirados, como tampoco lo solemos hacer los adultos, sino que relajamos y doblamos nuestras piernas. Así mismo, podemos ver estas posiciones en los bebés con problemas de cadera, a los que se colocan arneses o doble pañal para favorecer la apertura de la cadera y la elevación de la rodilla, encajando los huesos de ambas.

Teniendo en cuenta la comodidad del porteador, y no sólo la posición correcta del bebé, hay también varios puntos en los que podemos diferenciar un portabebé ergonómico de otro que no lo es. Los portabebés ergonómicos suelen tener (o poder formar) tirantes más anchos que permiten posiciones diferentes según se coloquen delante o detrás y permiten un ajuste al milímetro al cuerpo del porteador para que el bebé quede lo más cercano al cuerpo que sea posible. Las tiras deben quedar alejadas del cuello y sujetar de manera firme la espalda del porteador. En las mochilas ergonómicas, si ésta se coloca detrás, es recomendable que haya una tira de unión de ambos tirantes para que éstos queden a la altura correcta en el hombro.

Si queréis más datos sobre el tema, sobre los portabebés ergonómicos y las posiciones correctas en ellos podéis acudir a Red Canguro, la Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés.

Adaptado del artículo escrito orginalmente para Mamis y Bebés. Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso de MisCanguritos®

¿Por qué es mejor usar un fular?


El uso del Fular o Mei Tai tiene muchas ventajas para padres y bebés…

Es cómodo y práctico, pero además enriquece mucho la relación, ayuda al bebé a formar conexiones neuronales y a socializar.
Durante la gestación, el bebé permanece en el útero en un ambiente cálido y confinado, acurrucado en posición fetal. Es lógico que con el nacimiento, al tener los brazos y piernas sueltos con movimientos involuntarios, sienta inseguridad.


Para combatir los sentimientos de inseguridad del bebé es muy útil ceñirlos en un fular o mei tai y tenerlos cerca del pecho ya que el latido del corazón de la madre es muy reconfortante para el bebé (y para la mamá al ver a su hijo tranquilo), pues le permite continuar en contacto con los latidos del corazón y con el ritmo de la respiración de su mamá, que le han acompañado durante 9 meses.

Dentro de un cargador ergónomico el bebé se siente acompañado, arrullado y calientito y puede ayudarte a conocer mejor a tu bebé y darle la seguridad y confianza que ayuda a sentar las bases para que llegue a ser un niñ@ seguro y feliz.



BENEFICIOS PARA LOS BEBÉS



•Estudios demuestran que los bebés prematuros a los que, a manera de terapia (mamá canguro), se les acomoda dentro de la ropa de su madre, en contacto piel con piel, prosperan muy bien.

•Los bebés que son llevados en fular o mei tai suelen tener menos reflujo y cólicos por la posición vertical en la que permanecen. Lloran menos y se vuelven más prontoautosuficientes. Se ha identificado que esta seguridad que siente el bebé al estar cargado en los primeros meses de vida favorece su desarrollo inmunológico y neuronal, así como su autoestima para toda su vida.

•Los bebés cargados pueden integrarse más rápido a la vida familiar y desarrollan pronto su sentido del equilibrio.

•Un cargador ergonómico, es muy cómodo para el bebé y para quien lo carga porque no tiene cinturones, hebillas, botones o aros que puedan lastimar.

•Se fomenta el desarrollo corporal del bebé porque este se estimula por contacto corporal y de la piel sobre todo en los primeros nueve meses.

•Con las instrucciones apropiadas, se sienta al niño con las piernas abiertas en posición de ranita, la cual apoya correctamente a la espalda y procura una postura correcta. Además, esta posición ayuda a la formación postnatal de la cadera.

•El fular o mei tai le ofrece gran cantidad de esos estímulos neurológicos, porque hay movimiento, sonidos, conversaciones, olores, colores y diferentes temperaturas, además de caricias constantes, (si lo tienes junto a tí no lo podrás evitar). Muy diferente a estar viendo el techo en una sola posición si se encuentra en una cuna mucho tiempo.

•Tu bebé estará siempre presente, será parte de todo momento y le ayudará a descubrir el mundo. No importa si es para ir de compras, pasear, realizar alguna labor.



BENEFICIOS PARA PADRES

•El uso del fular o mei tai permite a papá o mamá cargar a su bebé por largos períodos al tiempo que tiene las manos libres y puede continuar haciendo tareas cotidianas o cuidar a otro hijo más mayor.

•También ayuda a equilibrar adecuadamente el peso del bebé evitando daño en la espalda y, lo más importante, te ayudará a conocer más y mejor a tu bebé al estar en constante abrazo con él.

•Además permite lactar a tu bebé de forma discreta y muy cómoda para ambos y se ha comprobado que reduce los índices de depresión post-parto.

Puedes enconttrar modelos de nuestros fulares ergonómicos en FULARES KANGUTINGO

EL PORTABEBÉ KANGUTINGO

Los portabebés se han usado siempre a lo largo de la historia de la humanidad. En la actualidad existen varias clases de portabebés, recogiendo los modelos más tradicionales como los fulares o los mei-tai, hasta las modernas mochilas, utilizadas incluso en senderismo de montaña.



Antes no existían coches para llevar a los bebés y eran las madres quienes se colgaban literalmente a sus crías para cruzar desiertos, montañas, selvas, trabajar en el campo, ir en busca de agua potable, etc.

Lo notable es que en esos tiempos la muerte súbita como tal no era conocida. Los bebés dormían junto a sus padres o sólo con su madre y durante el día eran cargados constantemente. Este contacto permanente fomenta el desarrollo de los distintos sistemas que aún no están completos en el bebé, como es el sistema respiratorio.


Beneficios


Desde el punto de vista psicológico, que el bebé esté en continuo contacto con la piel de un adulto, sentir la respiración, el olor, produce seguridad. Recordemos que para los bebés sólo lo conocido y familiar le resulta seguro, ante cualquier signo de algo desconocido le «salta» en el sistema nervioso la alarma de peligro, por eso lloran. No ven a la madre y lloran (recién a los 8 meses entienden que la madre sigue existiendo aunque no esté presente).

Es decir, los
portabebés no han sido más que una respuesta cultural (desde siempre en la historia) a lo que los seres humanos somos: seres dependientes. Resulta gracioso que hoy en día se promueva el dejar llorar a los bebés, ponerlos en cochecitos y apenas levantarlos o que pasen demasiadas horas solos en su cuna.

Respecto a la lactancia materna, los
portabebés ayudan a que las mamás sientan el olor del bebé por períodos prolongados, el contacto físico, etc., todas sensaciones que son necesarias para que se produzca la leche materna.

Además brindan practicidad y confort. Se puede tener al
bebé en brazos pero con las manos libres y así poder atender distintas tareas al mismo tiempo.

Existen distintas tiendas que ofrecen
portabebés en todo el mundo. También hay moldes en Internet si alguna persona quisiera confeccionarse uno propio. Lo delicado en este producto es la seguridad, por eso a veces la diferencia económica no es mucha por lo que es preferible obtener un producto confeccionado por personas dedicadas a eso.

Existen más tipos de
portabebés usados durante siglos por diversas culturas y civilizaciones. Actualmente se conocen los fulares o foulars, los Mei Tai y las mochilas o cargadores ergonómicos. Siempre es importante mirar la seguridad cuando se trata de llevar al bebé, aparte de tener que estar confeccionado con altos índices de resistencia y calidad en todos los materiales, su bebe debe ir colocado de manera segura. A un beso de distancia, sentado con las piernas abiertas las rodillas más arriba de la cola y sentado por encima del ombligo de quien lo lleva, también si la persona que lo lleva se agacha para recoger algo, el bebé no se debe despegar del cuerpo.

Consejos para elegir un portabebés


Los bebés necesitan ser llevados en brazos, esto les proporciona una sensación de seguridad muy necesaria para fomentar un buen apego. Una manera muy efectiva de llevarlos encima, y tener los brazos liberados es utilizar una mochila porta-bebés.

Esperamos que los siguientes consejos puedan ayudarte a la hora de elegir un
portabebés:

A la hora de valorar un portabebés (bandoleras, mei tai, pouch, ect), son preferibles las que permiten llevar al bebé sentado con la espalda recta y la cara del bebé mirando hacia la cara del porteador. La postura M o de "ranita" ha sido tras varios estudios la adoptada por las principales marcas comerciales para preservar la comodidad de los bebés ante posibles problemas genitales.

Posición de las piernas: es aconsejable que las piernas del bebé formen como mínimo un angulo recto, esto se consigue con la posición sentado, erguidos, con las piernas abiertas y las rodillas flexionadas, bien hacia arriba. Esta posición es muy apropiada para evitar la displasia de cadera. No pienses que esta posición es difícil de conseguir, simplemente fíjate en la posición natural que adopta tu bebé cuando lo coges en brazos. Nunca fuerces las piernas de tu bebé para introducirlo en un portabebés. Es el portabebé el que se tiene que adaptar a la fisiología del bebé.

Apoyo de la espalda del bebé: la espalda del bebé debe quedar apoyada en el porta-bebé. El portabebé debe ejercer la tensión necesaria para que la espalda del bebé no se encorve. Si el portabebé no recoge bien la espalada del bebé, mientras el bebé esté despierto, es posible que no notes nada, pero en cuanto se quede dormido, su espalda se encorvara y esto puede producir lesiones.

Soporte de la cabeza: es importante que el portabebé tenga una zona con consistencia, donde el bebé pueda apoyar la cabeza Este detalle es importante sobre todo en bebés pequeños que todavía no sostienen bien el cuello o en bebés mayores que aunque sostienen bien la cabeza, cuando duermen necesitan una zona donde apoyar la cabeza. Para mochilas portabebés bien diseñadas, el cabecero proporciona estabilidad a ambos lados de la cabeza del bebé, evitando que la cabeza caiga hacia atrás o lateralmente.

Evolución de la mochila: el diseño de la mochila debe estar pensado para evolucionar con el crecimiento del bebé. Hay mochilas que sélo permiten la posición frontal y no en la espalda. Para bebés a partir de 10/12 kg puede ser interesante poder usarla a la espalda, para no cansarse por el peso. También hay mochilas (pouch) que requieren de talla, es decir, no usa la misma talla una persona grande que pequeña, la mochila debe elegirse en función de la talla. Los bebés crecen muy rápido. La mayoría de las mochilas están pensadas para bebés entre 3 y 9 meses. Es mejor elegir una mochila que pueda crecer con tu bebé.

Apoyo sobre los hombros del porteador o padre/madre canguro: los porta-bebés que soportan el peso del bebé en los dos hombros son mejores para evitar problemas de espalda. También es importante que las tiras que soportan el peso tengan un gran acolchado, de esta manera no se clavan en los hombros. Los portabebes que soportan el peso del bebé sobre un solo hombro (bandoleras y pouch) frecuentemente empeoran los problemas de espalda (como escoliosis) que muchas personas sufren. Si te decides por un portabebe que soporta el peso en un solo hombro, ten presente los consejos sobre el peso máximo que aconsejan.

Transpiración, evita las mochilas que utilizan materiales sintéticos que impiden que tu bebé pueda transpirar, sobre todo si lo vas a utilizar en zonas cálidas o en verano.


Bibliografía: wikipedia- portabebé
Fulares Portabebes Kangutingo
Tumblr

Canguro Vs. fular

KANGUTINGO - Tejidos de Colombia
- Average rating: 4.9 , based on 91489 reviews Canguro Vs. fular favicon kangutingo 5 out of 5 666 user reviews.

Vemos otro post cualquiera por si le encontraras alguna utilidad?. O quizás prefieres ser más metódico y suscribirte a nuestras entradas por correo? También puedes ( Imprimir éste artículo ), Agrégame a tus Favoritos (Ctrl+D) y por supuesto compartirlo en redes sociales si fue de tu agrado.

kangutingo Tejidos

Canguro Vs. fular

Somos kangutingo, una opción en auge para adquirir prendas tejidas a crochet y dos agujas. Nuestros fulares porta bebé son los más económicos y con buena calidad, te damos fácil acceso a productos originales y hechos Artesanalmente...


Ahora en nuestros empaques podrás ver nuestro nuevo sello. Estamos trabajando para mejorar cada día. Hasta ahora por mantener la economía de nuestros productos en pro de dar un fácil acceso a nuestros fulares y tejidos kangutingo no hemos usado marquillas que talvez molesten o incomoden al bebé, por eso hemos planteado una nueva idea en la cual nuestros portabebes tendrán un bordado con el nombre de nuestra empresa, para cuando te pregunten puedas referenciar nuestra marca.