Prepararte Para la Lactancia

Escuchar en YouTube SOLICITAR ASESORÍA EN LACTANCIA

Lo que debes hacer y tener para iniciar en el mundo de la lactancia

Los preparativos




kangutingo Artículo de @kangutingo en Facebook
2020-05-01 Te preguntas si debes tener algún tipo de preparación para enfrentar la lactancia, de cómo debe darse y en qué campos?. Sin duda deberá incluir una preparación tanto física como emocional. Prepárate con información, es decir, saber cómo colocar el bebé en tu pecho y alojarle correctamente para evitar lesiones en el pecho y motivar una producción adecuada de leche. Así como la información que adquieres al participar en grupos de apoyo donde se dan ese intercambio de ideas. Y el apoyo por parte de tu entorno familiar y de amigos, donde la madre se sienta motivada y contenta al amamantar.


Author:
kangutingo
De igual manera la misma naturaleza se encarga de alistarte para la lactancia ya que el cuerpo empieza a producir hormonas que te preparan para alimentar a tu bebé. Al darse el inicio de la lactancia tus cuidados deben estar dirigidos al buen agarre del bebé y enjuagarse bien con agua durante el baño diario. Deberás ser cautelosa con el uso del jabón o limpiarte en exceso cada vez que se amamante ya que se puede causar resequedad o interferir con la natural protección de las glándulas de Montgomery que se encargan de secretar una sustancia lubricante y antibacterial que protege al pezón y al bebé durante la lactancia. En algunos casos se usa la lanolina ultrapurificada si es que llegan a presentarse grietas en el pezón; pero debes tener especial cuidado en que sea un producto especialmente fabricado para las madres que dan pecho y por supuesto, que se inofensivo para el bebé si llega a tener contacto con su boca. Tu cuerpo por sí mismo se compromete con el acto de la lactancia, empezarás a notar cambios desde los primeros meses de tu embarazo, aproximadamente durante la quinta o sexta semana tus mamas se sentirán más llenas y tus pezones más sensibles. Quizá tus pezones y en el área más oscura alrededor de ellos, la aureola, puede haberse agrandado los mismo que las glándulas de Montgomery. A partir del tercer mes de tu embarazo, la interacción de un conjunto de hormonas, entre ellas: la prolactina, estrógeno, progesterona y la hormona de crecimiento humano; todas ellas conducen a que se dé la proliferación de conductos lácteos y células productoras de glándulas en sus mamas, todo a medida que tu cuerpo se prepara para la generación de leche. Y a medida que el embarazo avanza, el tejido glandular necesario para la producción de leche reemplaza en gran parte al tejido graso y de apoyo que conforman la mayor parte del volumen de tu pecho. Por supuesto, esto provoca que tus mamas sean mucho más grandes durante el embarazo y la lactancia. Algunas madres se preocupan ante el temor que la lactancia provoque que sus pechos se caigan o cambien de forma luego del destete; pero es algo que no debe preocuparte. Cuando se dé el destete y se deja de amamantarlo las glándulas mamarias se sustituyen nuevamente con el tejido graso y de apoyo, retomando su peso, recuperando su tamaño y forma que tenían antes del embarazo. Sobre el final del segundo trimestre tu cuerpo está en la capacidad de producir leche materna, entonces incluso de darse un nacimiento prematuro, ya puedes producir la leche que tu bebé necesita. El calostro, la primera leche que se produce, un tanto pegajoso y de color amarillo o naranja. Luego de nacer el bebé, las aureolas de las mamás y muy en especial tus pezones, son muy sensibles al tacto. De esta manera, cuando tu bebé se dispone a alimentarse y toca con su boca el pecho, las terminaciones nerviosas envían una señal al cerebro lo que causa la liberación de la hormona de la oxitocina, lo que acto seguido provoca que las células musculares dentro de las mamas se contraigan, expriman la leche de las células productoras a lo largo de los conductos lácteos hacia sacos pequeños o senos cerca de los pezones. Y a medida que tu bebé succiona y recibe su alimento, la producción de oxitocina se aumenta provocando que más leche se libere a través de los conductos en un proceso llamado bajada o reflejo de eyección de leche. Es esta una simplificada descripción del proceso, para que te des cuenta que la naturaleza te va preparando físicamente para la lactancia y que igualmente tu instinto se irá despertando para llevar a cabo de forma amorosa la lactancia.

El contenido presentado en nuestro sitio web está protegido bajo licencia de uso y avalado por SafeCreative. Puedes compartir nuestro contenido gratuito referenciandonos. :3 Gracias y un abrazo!


Compartir:

Volver a la página Principal

Facebook comments: